viernes, noviembre 24, 2006

Mis trampas

(VENUS, GOYA)


ESPERO NO LATEAR, PERO EL TEMA DE LOS EGOS ME TIENE INTRIGADA.... “LA HOGUERA DE LA VANIDADES” LO LLAMÓ TOM WOLFE Y EL “PECADO FAVORITO” DE AL PACINO EN LA PELÍCULA “EL ABOGADO DEL DIABLO”.
CONFIESO QUE DURANTE MUCHO TIEMPO MI EGO CRECIÓ, AL ALERO DE MI SOBREPROTECTORA FAMILIA, UNOS CUANTOS ADULADORES Y UNA VIDA MÁS BIEN ALGODONADA ......AUNQUE TAMBIÉN NO EXENTA DE PRUEBAS....

DE UN TIEMPO A ESTA PARTE ME DEDICO A OBSERVAR MUCHO Y ESCUCHAR, MÁS ALLÁ DE LOS MENSAJES LITERALES, OBVIOS Y RECURRENTES. A VECES ENUMERO CUANTAS VECES MI INTERLOCUTOR DICE LA PALABRA “YO”, O CUANTAS INTENTO APLICAR LO QUE ME ESTÁN CONTANDO A MI PROPIA VIDA, SIN ESCUCHAR LO QUE REALMENTE ME QUIEREN DECIR.

HAY VECES EN QUE LAS SITUACIONES ME PARECEN TEDIOSOS ESCENARIOS DONDE CADA UNO DEBE CUMPLIR UN ROL , UN DISFRAZ, UN PERSONAJE...... EN EL QUE ADEMÁS DEBEMOS DEMOSTRAR CUÁN ADORABLES , EXITOSOS Y RESUELTOS SOMOS EN NUESTRO “PROYECTO DE VIDA”, (QUÉ ODIOSO CONCEPTO). SI A ESO LE AGREGAMOS UNA BUENA CORBATA, EL TINTINEO DE LAS LLAVES DEL AUTO Y UN CELULAR QUE SUENA MUCHAS VECES, TENEMOS EL PROTOTIPO DEL POBRE SER QUE SE REPITE EN PROGRESIÓN GEOMÉTRICA.

SURGE TAMBIÉN EL TEMA DE LOS “LADOS B”, O LA “OTRA” PERSONALIDAD DE CIERTAS PERSONAS QUE VEMOS TAN CONSPICUAS, RESPETABLES Y “MODOSAS”., PERO QUE EN EL FONDO....¿DE QUÉ NOS SORPRENDEMOS TANTO? ¿NO SERÁ QUE EL VERDADERO “YO” ES ÉSE? , OCULTO EN CAPAS DE CONVENCIONALISMOS, AÑOS DE ESCOLAR-ALINEAMIENTO, UN PUÑADO DE MIEDOS Y UNA ESTABILIDAD DE BOLETAS, SUPERMERCADOS Y TARDES DE CINE LOS DÍAS DOMINGO?

CUESTA DOMESTICAR EL EGO, LO SÉ, PEOR AÚN DARSE CUENTA QUÉ TAN FUERTE PUEDE SER EN NOSOTROS Y DE QUÉ MANERA NUESTRO EGO SE VE AMENAZADO CON LOS MÁS MÍNIMOS CAMBIOS, LOS CÁLCULOS DE PEQUEÑAS GANANCIAS, LOS MOVIMIENTOS DEL TABLERO ......

15 Comments:

At 10:36 a. m., Blogger Vlad Return said...

Me encanta tu capacidad de observacion y analisis, pero creo mas en su valor descriptivo que etico. Lo que describe es el parte de lo que llamamos ser humano, y todo lo que lucha contra la genetica termona perdiendo, no por nada somos la especie mas exitosa, hay una razon para nuestro comportamiento. Asi como la sangre llenas nuestras vemas, la contradiccion tambien nos hace humanos.

 
At 11:36 a. m., Blogger Carlos V said...

Coincido con Vlad. Somos una contradicción ambulante. ¿Por qué tanta crítica al ego? Al final del día es parte de ese amor propio el que nos da fuerzas para seguir adelante cuando hay dificultades.
Saludos
CV

 
At 1:00 p. m., Blogger franco said...

Esa misma sensación de inutilidad que experimentas ante seres humanos fabricados por la mano del discurso y la soberbia es la que te lleva a bucear en tus propios artificios. El ego es una trampa cuando comenzamos a desear algo que nuestra mente, nuestra inteligencia o nuestra tan vanagloriada razón no nos puede entregar. El absurdo parece, de pronto, ser la directriz del todo: qué soy, cuerpo, mente? Puedo señalizar la identidad de toda mi realidad? La paradoja y la contradicción son signos de lo ilusorio del "yo", como también sus constantes mutaciones, lo cual no lo hace ineficaz, en absoluto. El ego es construcción sígnica. Signo se define como sustituto, representación de realidades genuinas. La palabra pan (signo lingüístico) no es el pan, sólo lo señala, lo indica. El ego no es la realidad, sólo la anhela, la interpreta, la construye, la sustituye. El error es tomar esa realidad construida por los signos del ego como la única realidad, la infalible, la esencial. El ego es trampolín a lo genuino, a lo extático...desde él, pero no con él. Al escalar la montaña llevo una mochila pesadísima dentro de la que guardo los alimentos que me proveerán de energía durante el ascenso. A medida que subo y me alimento, la mochila se aliviana, hasta que, cerca de la cumbre, me desembarazo de la mochila vacía para cubrir el último tramo de la escalada.Sólo así cumplo el sentido: sería insensato ver en la mochila el único sentido. Jamás alcanzaría la cumbre, ni vería nunca desde las alturas el mundo que antes me parecía tan despiadadamente enorme si no deseo la cumbre, si no sé de su existencia. Un beso, Smoked eyes. Espero pronto poder hablar contigo cosas como éstas. Chau.

 
At 3:21 p. m., Blogger gonzalo said...

disolver el ego, para ahogarlo en la rabia de ser hombre.

instinto de superivencia/instinto de conservación de la especie.

 
At 3:40 p. m., Blogger Piggy Sue said...

¿Sabe???? yo siento que no es malo tener "ego". Domesticando eso sí al monstruito claro, convengo contigo en que hay tontones dando vuelta que se creen centro del universo, pero para mí el ego es otra cosa. Tiene que ver con aceoatrse uno mismo conocerse uno mismo, y eso siento que nos fortalece y estamos mejor preparados para los miserables embates que tiene esta vida.......

 
At 5:12 p. m., Blogger vlv said...

....hmmmm, demasiado cierto...de hecho, admitir q uno esta sin pega es todo un logro.

en cuanto al celu, lo tengo, pero no lo quiero, el nº no se lo doy a nadie y solo contesto los telefonos que conozco o sospecho.

Saludos

 
At 6:04 p. m., Blogger Daniel said...

El ego es algo que todos tenemos, en mayor o menor medida. Asi como unos buscan complacer su ego con una buena pega, casa, auto y celular, otros complacemos nuestro ego haciendo cosas distintas, asumiendo retos, yendo en contra de la corriente.
Saludos

 
At 8:33 p. m., Blogger Rafa said...

probarías el sabor de mis miedos..?

 
At 8:46 p. m., Blogger Alvaro y sus desvaríos said...

a veces me gustaría tener un "proyecto de vida" pero creo que jamás lo tendré, soy muy desordenado para mis metas, si es que las tengo, en realidad no tengo idea para donde va la vida, ni la mia ni la de nadie.

saludos ¡¡¡

 
At 6:09 a. m., Blogger MentesSueltas said...

Pasaba a conocer tu espacio y me voy encantado con tus letras... excelente.
Dejo un cálido abrazo desde Buenos Aires.
MentesSueltas

 
At 1:14 p. m., Blogger indianguman said...

buen ejercicio de autoexamen, por ahí empieza uno a estar mejor.

un abrazo!

 
At 2:29 p. m., Blogger Kalasjnikov said...

ME ENCANTA, la forma de escribir, los planteos, la necesidad intrínseca de expresarse...
Besos eternos.
Kalasjnikov

 
At 7:26 p. m., Blogger Luis Alejandro Bello Langer said...

Es una tarea titánica y de largos años no tener una sola dosis de egolatría o vanidad de forma permanente...si es que se logra.

Me reconozco vanidoso buena parte del tiempo...pero busco mantener eso a raya en cuanto a los elogios que recibo a veces; ahora bien, una clave para eso es poner atención a lo que dice la otra persona con frases que demuestren ese interés.

Uno es lo que es, nada más...la opinión pública o la personal altera eso en parte, pero no de forma dramática ya que son los hechos los que hablan principalmente. Dentro del ser convive más de una variante...sin que ello implique contradicción.

Saludos cordiales.

 
At 8:20 p. m., Blogger Vemod said...

Mi bella, creo que el ego es cosustancial a nuestra condición humana. Es casi como querer caminar sin sombra. Inevitable es referinos a todos sin citarnos en ello, porque somos los experimentantes directos, no tenemos otra voz. Sí creo que, como todo, la autorreferencia puede medirse y en exceso sí que es molesta como las moscas. Los yoístas abundan en una sociedad que privilegia el individualismo y la soledad acomodaticia. Es cierto. Avísame cuando me exceda.
Besos

 
At 7:04 p. m., Anonymous Anónimo said...

El ego está reseultamente relacionado con el "yo", pero ese mismo "yo" se ha transformado en un ente, un ser autónomo incontrolable. Algunas veces no sabemos donde habita; es nuestro, pero se nos escapa, además, sufre algunas metamorfosis según el lugar donde se encuentre y puede cambiar sus tonalidades para camuflarse en busca de protección. Es un ser astuto. En la devastadora soledad nos engaña simulando ser un animalito indefenso, herido y humillado. Pero otras veces se convierte en un monstruo insoportable que nos supera. El "yo" es esa otredad que incluso puede sobrevivirnos en nuestras obras; no se puede manipular, siempre escapa. En el amor, zona delicado, se potencia y pasa deambulando, distorcionando los momentos. El "yo", ese individuo que posee su propio ego y al que nunca podremos evitar. Dependemos en silencio y quedamos absortos y pasmados en cada uno de sus movimientos.

Un abrazo,

Iván Parés

 

Publicar un comentario

<< Home