lunes, noviembre 27, 2006

¿Día de la música?


Domingo. Motivada por la programación difundida en Stgo. por la celebración del "Día Nacional de la Música", me dediqué a buscar en Valparaíso, el lugar dónde se celebraría tamaño acontecimiento, averigué que era enla casa museo La Sebastiana y para allá me encaminé con mi hijo pequeño, que por estos días intenta esclarecer su dilema: si se entrega a la pasión de la guitarra eléctrica o al desenfreno de la percusión.
Llego al acto donde no más de 20 personas, escuchan al grupo "Auhra" , un colectivo de músicos que nos pasean por las alturas del Tíbet, los ritmos marroquíes y turcos, además de el "Fuego" , una composición dedicada al infierno con seductoras y energizantes notas...... aplausos..... Mi hijo se deleita observando los extraños instrumentos que utilizan para cada tema, los que dan vida a sonidos inimaginables en este lado del planeta.... Los músicos, al terminar, agradecen la asistencia y lamentan que no haya nadie del Consejo de la Cultura para presentarlos.... (plop!) O sea , además de poco difundido, ¿nadie se interesó en esa institución para darle la importancia que se merecía?.

Durante la tarde, recorro Valparaíso con una amiga que me cuenta de sus desencuentros amorosos, en vano buscamos algún escenarioo o algo de música que nos reconforte el alma .... nada..... Valparaíso es un pueblo fantasma, no hay cafés abiertos, las calles solitarias ..... ¿Dónde estará la gente? pregunto y mi amiga responde: "viendo tele, seguro, es lo que hace la gente un día domingo".
Terminamos la tarde tomándonos un espumoso y humeante café en el cerro Concepción (Café con Letras), lamentándonos de cómo nos farreamos los escenarios urbanos que nos ofrece la ciudad y el entusiasmo que, de seguro, habrían tenido nuestros jóvenes y talentosos músicos porteños por participar de este "Día Nacional de la Música".

11 Comments:

At 5:32 p. m., Blogger Claudia said...

Mira tú?, no tenía idea para variar el domingo también estaba en Valpo..., muerto muerto....lo único que vi fue a una banda de guerra del Septimo de Línea rindiendole honores a Arturo Prat...y en el Ministerio de Cultura no había nadie...me fui a la Plaza O´higgins y ese sería mi lindo panorama....en realidad no había nada de nada del día de la música o algo para que la gente supiera...como yo

 
At 6:40 p. m., Blogger gonzalo said...

si te sirve de consuelo. el domingo, luego de reponerme del pipeño y del cebille. vine a viña a trabajar. fui al cine. me dió pena la película. cené con claudio, mi vecino melómano. me fui a dormir.

estoy consiguiendo el número.

 
At 7:51 p. m., Blogger Daniel said...

Otra muestra más de la centralización que tenemos en nuestro país. Asi la cultura no va a tener el lugar que se merece en nuestra sociedad. Nos interesa más el casorio de la Pamela Diaz. Saludos
PD: Hoy lunes el kiosco tiene actualización doble

 
At 8:46 p. m., Blogger vlv said...

En la época en que viví en pasaje Leighton, en Cº Alegre, tuve la suerte de caminar varias veces por fuera de un lugar donde ensayaban frente a la plaza del paseo Baburizza, eso y el constante horizonte generaban un espacio sobrecogedor...espacio urbano. Tuve una sensacion similar, pero sostenida, en el Central Park de New York; una banda de Jazz tocando en una área verde increible, con los edificios recortando el cielo, estableciendo un cerco de una ciudad mas amable de lo que uno imagina. Sin embargo, lo segundo era una practica urbana en esta ciudad, asi como los musicos que tocaban en estaciones de Subway o en plazas publicas...o las grandes orquestas que hacian conciertos abiertos en el atrio del Lincoln Center...envidiable.

 
At 8:47 p. m., Blogger Os said...

Santa Cecilia es una de mis favoritas...
Triste?... sólo de vez en cuando
Osculos amiga mia
Tu os

 
At 8:04 a. m., Blogger ALEC said...

Como sea, el paseo por Valparaíso es algo que me aporta la cuota necesaria de oxígeno y deleite visual como para poder seguir aquí en Santiago, encerrado entre edificios con espejos y perdiendo cada vez más pelo. El paisaje que tengo en la ventana de mi oficina me tiene hastiado, los colores no cambian con la estación del año, ni siquiera veo árboles para distinguir si llegó la primavera. Sólo la ausencia de nieve en la Cordillera me anuncia que el invierno se acabó (al fin) y el calor se apronta a azotarnos como cada verano. Yo, feliz de ir a Valpo de vez en cuando (ojalá lo más seguido que se pueda). Aunque este fin de semana lo pasé entre Viña-Puchuncaví-Maitencillo... muy pero muy agradable.
Cariños, mi querida amiga y colega.

 
At 1:34 p. m., Blogger Pelusa said...

Bruji, eso demuestra, una vez más, el poco interés que tienen las autoridades en potenciar nuestra "ciudad patrimonial". Hablan mucho pero, desgraciadamente hacen poco.
Besos

 
At 3:48 p. m., Blogger Vemod said...

Concuerdo, ojos ahumados, con eso del despilfarro de escenarios. Otro fenómenos que me parece horrible es el de la proliferación de la culturalina, esa producción cultural pretensiosa y de poca monta que se ha apoderado (y legitimado) oficializada. En lo personal, me cargan esas performances sobreactuadas, la poesìa rebuscada y copiona, la música que sale a borbotones desprolijos y aparentemente revolucionarios. Sé que es más importante la amplitud de la expresión, pero eso no me coarta (en el mismo principio) de entegar mi trozo de opinión.
Mis reverencias.

 
At 3:53 p. m., Blogger Luis Alejandro Bello Langer said...

Por lo menos acá en Santiago, según lo que pude recoger, el acto en la Quinta Normal fue lleno de buena onda sin incidente alguno.

Por lo que cuentas, Valparaíso parece tener vida en la noche nada más...va al revés del interior y eso suena raro viniendo de tan bohemia ciudad. Saludos cordiales.

 
At 5:14 p. m., Blogger Alvaro y sus desvaríos said...

yo creo q le hicieron poca difucion al tema, o bien, se concentró todo en santiago. yo vine a saber de eso por las noticias, y lo unico que hablaban era de la qta normal, de las regiones, nada

saludos ¡¡¡¡

 
At 10:33 p. m., Blogger gonzalo said...

Mañana viajo. Te extrañaré.

 

Publicar un comentario

<< Home