viernes, enero 26, 2007

La celebración de lo cotidiano


Me he puesto holgazana, lo admito. El vaivén de la vida, sus ritos diarios y mis obligaciones me han amordazado. Me asombra a cada minuto cómo nos comportamos en nuestro espacio, qué imágenes construimos, que etiquetas seleccionamos, qué rostros escogemos en las mañanas ante el espejo. El comportamiento humano me tiene enredada en sus misterios, trampas y mentiras y me quedo largas horas analizandome y analizando a los otros, los que nos rodea a diario, veo a los niños y me pregunto cuánto de aprendido aplican a sus acciones, cuánto de espontáneo y cómo nosotros los adultos podemos armarles su pequeño mundo.

He estado unos días en el campo y ello me ha servido para pensar, en medio de la quietud de los árboles frutales, de un parrón anciano pero generoso, de montañas tierrosas unas, frondosas en vegetación, otras. Mi terapia ha sido caminar sola por las calles de tierra, sólo observando, sólo callando y leyendo.... por supuesto. El sol ha calmado el constante frío que siento y el silencio de la noche me ha obligado a dialogar conmigo y mis miedos. He encontrado en el camino verdaderos tesoros: una familia completa de gente de campo, niños, madre y padre, que con sacrificio siguen adelante en este mundo, en este haber sido "arrojados a la vida" como lo dijo Sartre en alguna parte y que tanto me gusta. Me gusta la gente sencilla, sin grandes aspavientos, que alberga una sabiduría de silencios, observación y resignación, que viven al compás de los ritmos de la naturaleza, de los animales, caminar es un rito diario, conversar con calma, mirar la noche al final de la jornada, me quedo pegada a su dinámica como buscando refugio y como nunca, me siento en calma.

Mientras leo libros de la biblioteca municipal, rescato uno súper interesante se llama "La Fiesta: Metamorfosis de lo Cotidiano" de Isabel Cruz de Amenábar (ediciones Universidad Católica)
se dedica a hacer una acuciosa investigación sobre las fiestas religiosas y paganas chilenas y el sincretismo que se produce a lo largo de la historia. En la introducción del texto, aporta ideas súper interesantes que dan para otro estudio. Ella habla de la fiesta, la celebración como un ritual sagrado, en que el hombre se conecta con la divinidad , creando un puente entre lo natural y lo sobrenatural, donde lo sagrado se funde con lo pagano. También adjudica a la fiesta la renovación creadora del tiempo, como una institución social legitimada en una cultura que arrastra las energías físicas y síquicas y afirma la existencia. La fiesta tiene así una funcionalidad mística: festeja la vida misma.

En ese contexto aparece la danza como la integración del cuerpo y el espíritu, más que cualquier otra expresión artística, donde emerge la energía en función de un culto sagrado.
"El cuerpo: escritura sagrada a través de la cual habla la trascendencia"

También se refiere a la particular expresión de las fiestas (fiestas barrocas, romanas, paganas) de ocultarse en máscaras y disfraces, como una forma superior de juego, se refiere al "homo ludens" y nos remite al festejo como rito, magia y liturgia.

Isabel Cruz de Amenábar nos habla de la fiesta como un rito ligado a la religión, cuyo origen fue sagrado: la fiesta remontaba al origen del mito de la creación.

Y me quedo con una cita espectacular que rescata este texto: "Todo lo que es profundo ama el disfraz. Todo espíritu profundo tiene necesidad de una máscara" .

Cuáles son nuestras máscaras? y cómo recurrimos a ellas en tiempos de fiesta?

14 Comments:

At 11:33 a. m., Blogger Vemod said...

Ver la vida pasar... el pasa más sabio (sabio desde el sentido original de la palabra... que deviene de "saborear" el conocimiento). Después de todo a eso aspiraban los siempre referenciados griegos y su aurea mediocritas.. avanzar a tal punto en la técnica y en la teoría para dejar el cerebro, los piel y los ojos siempre abiertos al alimento de la percepción en un ocio dorado sempiterno...
Respecto de lo segundo... las máscaras.. qué figura más literaria, qué tópico, qué imagen ello de ocultarse pero a la vez mostrarse bajo otra transfigurada identidad.. Con esto me acuerdo de un autor (Baudrillard) quien distinguía entre la simulación y la disimulación... una para resaltar los rasgos que queremos ocultar en antifaces y máscaras convexas.. oculta-rostros que hablan más de nosotros mismos que los gestosc desnudos.

 
At 11:34 a. m., Blogger Vemod said...

Ver la vida pasar... el pasatiempo más sabio (sabio desde el sentido original de la palabra... que deviene de "saborear" el conocimiento). Después de todo a eso aspiraban los siempre referenciados griegos y su aurea mediocritas.. avanzar a tal punto en la técnica y en la teoría para dejar el cerebro, los piel y los ojos siempre abiertos al alimento de la percepción en un ocio dorado sempiterno...
Respecto de lo segundo... las máscaras.. qué figura más literaria, qué tópico, qué imagen ello de ocultarse pero a la vez mostrarse bajo otra transfigurada identidad.. Con esto me acuerdo de un autor (Baudrillard) quien distinguía entre la simulación y la disimulación... una para resaltar los rasgos que queremos ocultar en antifaces y máscaras convexas.. oculta-rostros que hablan más de nosotros mismos que los gestos desnudos.

 
At 11:51 a. m., Blogger Valparaisina said...

Bienvenida, se te extrañò por estos lados.... máscaras...??? huyyy!! tengo una seria confusiòn entre cuàles sn mis màscaras y cuáles mir roles....

 
At 5:54 p. m., Blogger Alvaro y sus desvaríos said...

buenas ¡¡ hace tiempo que no te aparecías ¡¡
buena pregunta haces.....por que a veces en las celebraciones uno es otro, es diferente....depende del rol que estés tomando y de como quieres que te vean o no te vean.
Creo que nunca me he puesto una máscara física sobre mi rostro. Máscaras de otro tipo, muchas, demasiadas veces creo

saludos ¡¡¡

 
At 11:43 p. m., Blogger gonzalo said...

como en la obra de proust.

me ha encantado el encuentro de esta noche.

 
At 11:18 p. m., Blogger post-scripta said...

pues ya te extrañaba...!

Me dejas pensando

Dos besos

 
At 9:33 p. m., Blogger Rafa said...

la piel, nuestra primera máscara...







...las otras, sólo derivaciones de ésta











beso gigante y lleno de campo

 
At 7:00 p. m., Blogger Luis Alejandro Bello Langer said...

Cuesta escapar de la rutina...las letras me ayudan mucho en ello, ya sean nuevas o repasadas. El análisis de lo cotidiano hace lo suyo aunque a veces nos perdemos en sus recovecos.

La gente sencilla alberga una sabiduría que no se encuentra en los libros ni en las aulas...es la experiencia pura y neta.

Las fiestas y sus diversas manifestaciones dan para entender una especie de radiografía cultural de un grupo de personas. Solía tener, cuando más pequeño, una máscara bastante histriónica que me hacía ser medio "florerito"; ahora es una máscara más reflexiva y cercana a la forma de ser más ímtima que tengo, sin dejar de empaparse con el ánimo festivo.

Me gusta comunicarme...pero hay cosas que reservo para los más cercanos. Saludos cordiales.

 
At 2:13 p. m., Blogger gonzalo said...

Ximena Núñez, la acriz que doirige nuestra compañía está desaparecida desde el sábado en la tarde. Se te ocurre como buscarla?

 
At 5:27 p. m., Blogger Udo said...

No sólo en tiempos de fiestas llevamos máscaras querida, hay algunos que las llevan los 365 días del años, día y noche sin siquiera tener la noble intención por querer desprenderse de ellas.
Un beso y un abrazo, me alegró muchísimo el verte de nuevo por mi blog.
Sal-udo.

 
At 7:25 p. m., Blogger gonzalo said...

cómo está tu alma de hechicera?

 
At 9:45 a. m., Anonymous gonzalo said...

tengo unas cervezas heladas para Manuel y tu.

 
At 11:55 p. m., Blogger matiasfontecilla said...

"Todo lo que es profundo ama el disfraz"... en cierto modo, la necesidad de escribir en este formato es una prueba de ello... ojalá pudiera festejarse tanta cobardía y tanto valor, a la vez.

Saludos.

 
At 7:02 p. m., Blogger Clio-chan said...

çHOLA!!! me gustooo muxo tu comentario sobre este librooo... espero te pases por mi metrooo... y con referencia a los carnavales (que en mi ciudad se vive bien) te puedo citar a uno de mis favoritos:
"Aquel que participa en el carnaval, el pueblo, es el amo absoluto y alegre de la tierra inundada de claridad, porque sólo conoce a la muerte en espera de un nuevo nacimiento, porque conoce la alegre imagen del devenir y del tiempo." Goethe.

CIAO!!

 

Publicar un comentario

<< Home